viernes, 13 de julio de 2012

Vendetta - Capitulo 23.

Monte Mercuccio, 31 de mayo
 Dante aún no se lo terminaba de creer. Que justo Donna Covarenni estuviera implicada en este asunto era un verdadero golpe de suerte. Y a decir verdad, no le extrañaba que fuera ella. Él sabía mejor que nadie lo retorcida que podía llegar a ser esa mujer. Era consciente de que no tenía escrúpulos ni miramientos, y que con solo veinticuatro años era una estafadora.
Él se conocía esa historia de memoria. Thomas y Sharon Covarenni, un matrimonio millonario. Dos personas generosas y muy amables. Eran conocidos en la ciudad por sus numerosas donaciones a centros de caridad y hospitales. Lamentablemente, Sharon era estéril, y por muchos tratamientos que se hizo, no consiguió tener ningún hijo biológico. Años más tarde, la pareja decidió prestar su casa como hogar transitorio para niñas huérfanas. Y una de esas niñas fue Donna. Una pequeña y hermosa bebé de cinco meses, a la cual Sharon no tardó en adoptar legalmente, dándole su apellido de casada.
Los años fueron transcurriendo, y Donna se convirtió en una muchachita consentida y vanidosa, a la que nunca se le negaba nada. Sus padres le daban absolutamente todo lo que quería, y la niña lo agradecía con una actitud de desprecio creciente hacia ellos. Donna creció creyendo que el mundo era suyo, y podía hacer lo que quería. Vivió pisoteando a los demás sin ningún tipo de remordimiento toda su vida. Durante su adolescencia salió con una incontable cantidad de chicos, a los que dejaba de lado en cuanto se aburría. Y uno de esos chicos había sido Christopher Damerihé, el mejor amigo de Dante.
Chris y Dante se habían criado juntos, eran como hermanos. Y aunque a los 10 años Chris abandonó Inglaterra, siempre mantuvo contacto mediante cartas y llamadas con Dante durante más de 12 años.
La cuestión es que cuando Chris dejó Londres, él y sus padres se instalaron en Ville Navarra, y ahí fue cuando el chico conoció a Donna. Fue un flechazo instantáneo, y no tardó más de dos o tres años en confesarle a ella que estaba enamorado. Donna se rió en su cara y se burló de él, alegando que aunque tuviera muchísimo dinero, era feo, y sería una vergüenza que la vieran por la calle con alguien como él. A Christopher se le rompió el corazón, pero esto no fue motivo suficiente para dejar de insistir. En varias oportunidades consiguió salir con ella, y cuando parecía que la relación se encaminaba, Donna no tardaba demasiado en dejarlo por alguien más.
Cuando Donna cumplió dieciocho años aparentó ser una persona totalmente diferente. Parecía una chica madura y simpática, que había dejado atrás los caprichos de la infancia. Chris aprovechó esta oportunidad para pedirle que formalizaran una relación, y para su sorpresa, ella aceptó.
Fueron novios durante un año aproximadamente. En esta ocasión y cuando parecía que todo iba viento en popa, Chris invitó a Dante a cruzar el océano y visitarlo en su casa de Ville Navarra. Él aceptó, y fue en ese momento cuando conoció a Donna personalmente. La impresión que tuvo de ella fue bastante desagradable. Aunque superficialmente parecía una chica adorable, Dante tenía la certeza de que todo eso era una farsa. Advirtió de esto a Chris, pero no quiso escucharlo. Estaba totalmente cegado por el amor.
A los pocos días de que Dante partiera nuevamente para Inglaterra, el padre de Donna falleció repentinamente de un derrame cerebral.
Thomas había legado toda su fortuna y propiedades a su esposa, pero la pérdida de su marido fue para Sharon un golpe que no pudo soportar.
A Donna no se le movió ni un pelo por la muerte del hombre que la había criado. El único sentimiento que guardaba en ella era una rabia inconmensurable por saber que no había heredado ni siquiera una cuarta parte de la fortuna. Abandonó la actitud madura que había tomado, y se convirtió en una chica mezquina y cruel, reflejando en Sharon todo el rencor que ahora le guardaba a su difunto padre.
Los maltratos psicológicos y desprecios que Sharon recibía por parte de su hija, sumado a la agonía de haber perdido a su marido, no tardaron en empujarla a la más negra depresión.
Sharon, con sus cincuenta y dos años, tenía un corazón débil y cansado, y calló en cama, donde se mantuvo postrada hasta el día de su muerte, cuatro años más tarde.
Donna se regodeó interiormente de ser la única heredera viva de los Covarenni, pero se llevó una sorpresa al constatar que su madre le había legado solo el 5% de la fortuna, y la mansión. Todas las demás propiedades, y el resto del dinero tenía que ser donado a la caridad.
Por supuesto, Donna no era ninguna tonta, y sabía que si alguien la podía ayudar era Chris, descendiente de una familia de abogados intachables.
Le pidió que falsificara un testamento para poder hacerse con la fortuna de su familia. Le llenó la cabeza hasta tal punto que logró convencerlo de que ese dinero tendría que ser suyo por derecho. Y Chris, a pesar de las advertencias de Dante, accedió a hacerlo. Falsificó el documento y Donna se convirtió en la heredera absoluta de la fortuna Covarenni.
El plan de Donna hubiera sido perfecto si no hubiera sido tan tonta de pegarle una patada en el trasero a Chris ni bien tuvo el dinero en su poder. Sabía que Christopher sería incapaz de delatarla ante las autoridades, y si lo hacía, él también saldría perjudicado.
Donna le había jurado a Chris que se casaría con él una vez recibiera la herencia, y cuando Chris advirtió que todo había sido una mentira, decidió terminar con su vida.
Sumamente alcoholizado, terminó aplastado por la carrocería de su auto y envuelto en llamas, después de haber dado aproximadamente 15 vueltas barranca abajo.
Chris se suicidó, pero no sin antes hacérselo saber a Dante. Le envió una carta explicándole sus motivos, adjunta con el verdadero testamento de la madre de Donna. En la carta además de despedirse de Dante, contaba con detalles la historia de la falsificación, dejando en suma evidencia a Donna.
 Dante pasó con delicadeza su mano sobre la superficie suave de la carta. Nunca dejaría de sentirse culpable por no haber podido evitar la muerte de su amigo.
Sintió un fuerte nudo en su pecho, pero intentó tranquilizarse. Ya era tarde para lamentarlo.
—Creo que ha llegado la hora de hacer justicia, Chris. Por ti, y por todas las personas que han sufrido por culpa de esa hija de perra…—susurró con dolor, mientras observaba a través del cristal como los primeros rayos de luz pintaban de dorado el horizonte. 

Sé que es un capitulo sumamente corto, pero las había dejado con demasiada intriga en la entrada anterior. Además tenía ganas de escribir, y bueno, esto fue lo que salió. Espero que lo disfruten!
Un fuerte abrazo a todas.

15 comentarios:

Sandy dijo...

Primero de todo al no ser que ahora mismo alguien esté escribiendo un comentario y lo envíe antes que yo: PRIMER COMENTARIO aaaaaaaw yeaah ajaja.

Pues sí, nos dejaste con MUUUCHA intriga en el capítulo anterior, y ahora me muero por que Ian y Leah vuelvan a estar juntos porque Donna ya no es obstáculo gracias a Dante^^

Espero que la sigas en cuanto puedas.
Patata :)

Marie C. dijo...

Oh dios, pero si Donna a sido una zorra desde bebe, repentino derrame cerebral? Vamos, eso deja aun mas misterios sobre Donna. Queria la herencia de su padre... Y bueno no se.
Pobre chico, le creyo a Donna igual que sucedio con Ian, solo que Chris termino en muerte, Ian termino como... ¿Esclavo? Si, esclavo ante las locuras de ella.
Hija de perra:3 Dante no me habia caido taan bien hasta hoy. Quiero ver que le hace! Y quiero verlo prontoXD Pero ahora lo mas importante es como actuara Donna cuando se entere del futuro plan estrategico perfecto de Dante:3
Que esto se pone cada vez mas interesante!
Besos guapa!

MeriiXún dijo...

La chica ya nació zorra se ve...asco me da la gente así... pobre Chris, ojalá Dante lo vengue! Besitos

Luna Violeta dijo...

Hola!
>:C Pues es una maldita bruja que no merece perdon, ¡Era de esperar semejante historial de una piscopata como Donna! Y :'( Me he sentido muy mal por Dante, ver que tu mejor amigo va a un precipicio a prenderse fuego el mismo (solo sentido afigurado, no?) Y no poder hacer nada es lo peor que esa perra le pudo hacer.
Ahora puedo decir claramente que ¡Le patee el trasero a esa zorra y la entierre viva si es necesario! *se acomoda de nuevo en su asiento, luego del lapsus de locura contra un personaje de novela* En fin es un capitulo que me ha dejado con ganas de más
Un beso enorme y espero como siempre un nuevo capitulo (^^)/

Smile ツ dijo...

OMG! SI BIEN HE TARDADO EN LEERLO VALIÓ LA PENA! ME HE ENGANCHADO CON TU NOVE :) TIENES QUE SEGUIRLA PRONTO!

GRACIAS POR PASARTE POR MI BLOGS, TE LO SUPER AGRADEZCO.

BESOS...

http://noovelasdejustinytu.blogspot.com.ar/

victoria dijo...

Oh Dios! siempre trato de ir a tu tiempo y no puedo! >:( jiji' bueno pues ya al fin va a estar mi comentario!
Hay no,no,no Donna es una arpía! es tan cruel desde pequeñita siempre a sido codiciosa y mala, creo creo que mató a su papá' si claro ajá se murió por un derrame cerebral! claro y yo soy Selena y tod por dinero! y como pude hacer que su madre' muriera sin apoyarla y dieciendole cosas en vez de agradecer todo lo que le dieron, y para despues quitarle todo el dinero y utilizar a Chris para eso pobre de el :C que feo! y claro se suicidó! todo por la culpa de esa perra. Donna es tan bien planeada >.< porque sabe que hacer que van a hacer y todo eso o_o' me sorprende ya quiero ver que es lo que Dante y Sam van a hacer, y al fin Ian y Leah volverán a estar juntos :3

-A. dijo...

Holaaa!!!
Había pasado a tu blog personal pero nunca ha este, bueno tmb tiene un buen que deje de entrar a blog (cosas personales) en fin, he decidido regresar y leí la sinopsis de tu historio y la biografía de los personajes... quede totalmente interesada en leerla!!

Se que este ya es el cap 23 pero me pondré al corriente, lo prometo!!

Saludos! :)

marymaria dijo...

Hola Lucía, ya me imaginaba que de algo malo tenía que conocer Dante a Donna. Pobre de su amigo. Esperemos que esta chica mala reciba su castigo, aunque me gustaría más que dejara de ser mala, ¿seria posible? Bueno, eso solo lo decides tu.

Un besote.

deвora ♥ dijo...

MEE ENCANTAAA! :)) Cada vez me cae mas mal Donna y se demuestra lo mala que es! Publica pronto :) Un beso :D

Dont Go away dijo...

ajshjhsjka LO AME!

DAAAAANTE, la cosa es que lo amo jajajajajaja
Me gusto el cap, si fue corto, pero excelente, me encanto de verdad, que vida la de Donna e?, y lo peor de todo que trato mal a sus padres y ellos le dieron todo, que mal agradecida, definitivamente Dante tiene que hacer justicia :B
Me dio pena la historia de su amigo :_ espero que pueda vengarse de ella :B

Bueno linda, hermoso cap, de verdad, muy emotivo pero entretenido, espero mas si?, besitos :B Adiós y gracias por pasar y leer mi nove, que dulce :)

Ale Lighthart.(Mixxi) dijo...

Hola Linda!!!!
Como dije ya en la entrada de mi blog en los días que me pasearía por los blogs que aun no seguía, mirame ya me tienes aquí, no lo puedo creer me leí todos los capítulos en un día(un aplauso jajaja ok no) me gusta mucho esta novela me parece algo nuevo para leer, me encanto y el personaje de Dante sin duda es mi favorito un joven tan misterioso siempre llama la atencion, me encanta como describes la historia, es un manera encantado y sutil de hacer.
Espero y publiques pronto, la espero con ansias, y quien crearía, que el amigo de Dante, Chris, tenia algo que ver con Donna.
Y bueno de ahora, adelante, me tendrás comentando y leyendo, tu encantado y increíble historia...
Te cuidas:)
HASTA PRONTO♥!

solo puedo pensar en ti dijo...

Hola! Soy flor la chica del chat.
Te aseguro que leeré los 23 capitilos, me alegro de haber encontrado alguien "conocido".

sunshine dijo...

corto pero sustancioso!! que tal q deagradecida donna ny totalmente es una bruja malevola dde lo peor pobre chris!! y si ya es hora de q se haga justicia!!

Mariana dijo...

Que ganas de entrar yo misma a vengarme de Donna!
Es demasiado!
Tiene una historia con cada persona, y no una bonita. Sólo espero que Dante (es divino) sea capaz de hacer que ella pague por cada cosa que hizo y cada persona que hizo sufrir...

Noa dijo...

¡Es demasiado!. Sabía que Donna es despreciable, pero cómo se puede ser TAN despreciable.
Dios mío... . Te has esmerado, es increíble.
Sigo, sigo, sigo.